Centro Polivalente

y puesta en valor del Entorno Natural de la ladera sur del Cerro del Castillo.

AÑO: 2013
LOCALIZACIÓN: Yecla, Murcia
AUTORES: Francisco Carrasco + Juan Bordallo Ruiz EUR
PEM: 1.785.410,68 EUR

El Cerro del Castillo de Yecla es uno de aquellos lugares sin nombre, un espacio que aun encontrándose en el corazón de la ciudad y atesorar un gran valor histórico y natural, ha permanecido inerte y sin un uso específico durante el desarrollo de la ciudad y el paso de los años. Es un gran espacio urbano SIN PROGRAMA.

Se nos plantea un gran reto, cómo devolver este espacio a la ciudad sin menoscabar su identidad.

Es también una oportunidad para poner en diálogo al habitante con su esencia, mediante la experiencia colectiva, en un marco natural que atesora la memoria de la ciudad.

El proyecto materializa esta voluntad de la ciudad por recuperar su corazón natural, mediante una gran infraestructura capaz de producir evento social y experiencia colectiva. Sin nombre ni apellidos. SIN PROGRAMA.

Del entendimiento del lugar como un gran parque urbano rodeado por la ciudad de Yecla se deriva una estrategia de intervención conformada por dos intenciones: por un lado preservar el carácter natural de la zona y por otro encontrar las vías para canalizar la expansión de usos de la ciudad en él.

Lograr incluir el uso sin generar impacto y construir una nueva relación simbiótica en la que el hombre habite el bosque sin violencia y el paisaje gane usabilidad.

De la visita al lugar concluimos que la mejor opción es habitar el bosque sin transformarlo, manteniendo una estrategia de intervención comprometida, posándose sobre él y renunciando a realizar grandes movimientos de tierra que rompan la continuidad de la cobertura vegetal y los ciclos naturales, como si anduviéramos de puntillas.

Se despliegan unas largas alfombras de madera formando una red de caminos con estructura en forma de árbol que surcan el parque conectando así los distintos puntos de la ciudad. Esta estructura arbórea está formada por una raíz que se constituye como el edificio polivalente, un tronco que constituye el camino principal, unas ramas temáticas en forma de caminos secundarios y unos nodos de actividad como espacios estanciales diseñados para activar diferentes usos (deportivos, juegos, relajación, …).

Se despliegan unas largas alfombras de madera formando una red de caminos con estructura en forma de árbol.

Para materializar esta red de caminos se utiliza la madera de pino con una doble finalidad:

– Representativa: Desde sendas interpretaciones: como principal industria de la ciudad y, por otro lado, es la manufactura del pino que forma el pinar que caracteriza el parque.

– Tectónica: La construcción de caminos de madera posibilita el hecho de posarnos en el parque sin transformarlo. De este modo se reduce el impacto de la actuación y se minimiza la huella ecológica de la implantación, al tenderse en su mayor parte sobre los caminos existentes.

El Proyecto se concibe como una infraestructura de esquema arbóreo que activa un paisaje natural, generando el mínimo impacto, puesto que condensa los recorridos y las actividades en una huella mínima, utiliza materiales naturales y respeta las escorrentías y la vegetación autóctona.

Las actuaciones se platean como un único proyecto indisoluble, con una idea integradora capaz de formalizarse en dos naturalezas distintas, el Centro Polivalente y el Entorno Natural. Ambos proyectos mantienen así una relación reflexiva y simbiótica entre arquitectura y paisaje que enriquece y multiplica el valor de la actuación global.

El Centro Polivalente es un equipamiento flexible, capaz de albergar usos distintos, respondiendo así a las demandas variables de uso social de la ciudad, bajo la calidad atmosférica que se propone: un sol y sombra entre los pinos. Es un centro social que invita a la participación ciudadana y que como elemento singular construye la gran puerta del entorno natural de la ladera.

Las actuaciones se platean como un único proyecto indisoluble con una idea integradora.

La posición elegida busca producir una mayor presencia a nivel urbano, la mínima afección al arbolado existente y recoger los flujos peatonales de entrada al parque mediante una gran rampa tangencial produciendo el acceso bajo el porche. El edificio se concibe funcionalmente como un contenedor flexible de dos plantas que se plantea con una crujía fija que incluye las circulaciones y núcleos al noroeste y otra compartimentable mediante tabiquería móviles en función de las necesidades concretas del equipamiento al sureste, favoreciendo la iluminación natural de todas las aulas, despachos y auditorio.

En la cara sur, el vuelo de la fachada protegen del soleamiento directo en verano de la fachada mientras que posibilitan la entrada de radiación solar en invierno) y la calefacción natural de las aulas. Esta protección solar se complementa con la colocación de una celosía de rollizos de madera de pino que evita la incidencia de los rayos solares más bajos en la salida y puesta del sol. Esta celosía natural de rollizos de pino produce un sol y sombra en los espacios interiores que configura una atmósfera natural, produciendo la sensación de estar entre los pinos.

La Puesta en Valor del Entorno Natural de la Ladera Sur del Cerro del Castillo se concibe como una infraestructura para vivir el espacio natural, capaz de albergar usos deportivos, de paseo y expansión y actividades sociales desarrolladas en espacios urbanos habilitados. Esta infraestructura recoge los flujos peatonales de la ciudad en varios puntos singulares del entorno urbano configurándose como un gran espacio previo al centro social.

Se ha desarrollado un sistema integral autosuficiente de captación de aguas pluviales y riego del parque. De este modo, la estructura arbórea de la planta de la actuación adquiere realidad funcional: En la raíz (el edificio) se recoge y almacena el agua pluvial y mediante la energía solar (fotovoltaica) se bombea hacia las ramas para abastecer las especies arbustivas.

La utilización generalizada de la madera como estrategia de bio-construcción relaciona el proyecto con el pinar y con la manufactura de la madera, la actividad industrial característica de la localidad. Esta investigación de las múltiples posibilidades del material se manifiesta en el empleo de rollizos de madera descortezados y vaciados, las tarimas de pino, la corteza natural de pino y los pavimentos de pino entarugado.

La actuación en el entorno natural de la Ladera Sur del Cerro del Castillo permite el desarrollo de la ciudad, transformando su territorio sin menoscabar su identidad. Una oportunidad para poner en diálogo al habitante con su esencia, mediante una infraestructura que activa la experiencia colectiva, en un marco natural que atesora la memoria de la ciudad. Una realidad sin nombre ni apellidos. SIN PROGRAMA.

VOID Arquitectura
Edificio The Green Ray | Av. Louis Pasteur, 47, 29010
Málaga, España
678 269 510 / 629 590 371
hola@voidarquitectura.com

Aviso legal y Política de Privacidad | Política de Cookies

“VOID Arquitectura ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha desarrollado esta página web para la mejora de la competitividad y productividad de la empresa en Marzo 2018. Para ello ha contado con el apoyo del Programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de Málaga”.